MARTIN LUTHER KIM

MARTIN LUTHER KIM
MARTIN LUTHER KIM

martes, 10 de noviembre de 2015

POEMA DEL ALMA.




En llamas, en otoños incendiados,
arde a veces mi corazón,
puro y solo. El viento lo despierta,
toca su centro y lo suspende
en luz que sonríe para nadie:
¡cuánta belleza suelta!

Busco unas manos,
una presencia, un cuerpo,
lo que rompe los muros
y hace nacer las formas embriagadas,
un roce, un son, un giro, un ala apenas;
busco dentro mí,
huesos, violines intocados,
vértebras delicadas y sombrías,
labios que sueñan labios,
manos que sueñan pájaros...

Y algo que no se sabe y dice «nunca»
cae del cielo,
de ti, mi Dios y mi adversario.

OCTAVÍO PAZ.

4 comentarios:

  1. Maravilloso el poema de Octavio Paz.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Juli, no son tan vonitos como los tullos pero es lo que hay.Un abrazo.

      Eliminar
  2. No conocía este poema de Octavio Paz, gracias por traerlo Amparo.
    Un besote.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias ati por visitar mi blog, la verdad que ami megusta este poeta. Un beso guapa.

      Eliminar